May 1, 2018

Nuevas enmiendas al Reglamento FIFA sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores

El pasado jueves 26 de abril FIFA publicó la Circular nº 1625 por la que dio a conocer las nuevas enmiendas al Reglamento FIFA sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores (RETJ) aprobadas por el Consejo de la FIFA en su reunión del 16 de marzo en Bogotá.

Las modificaciones afectan principalmente a la relación entre los jugadores profesionales y los clubes y a uno de los pilares centrales del RETJ: la estabilidad contractual. Asimismo se ha añadido un nuevo artículo para aumentar la eficacia del actual sistema de resolución de disputas.

Sobre la anterior base, se han modificado tres artículos (14, 17 y 18) y se han añadido dos nuevos (14bis y 24bis). Todas estas modificaciones, que entrarán en vigor el próximo 1 de junio de 2018, pueden resumirse como sigue:

— Enmienda al artículo 14 (inclusión de nuevo punto 2): Cualquier conducta abusiva de una parte que tenga como objetivo forzar a su contraparte a rescindir un contrato o modificar los términos de éste, constituirá una causa justificada de rescisión para la contraparte (jugador o club).

— Nuevo artículo 14bis: A partir de ahora se considerará que un jugador tiene una causa justificada para rescindir su contrato con el club si éste le adeuda al menos dos salarios mensuales vencidos, siempre y cuando haya puesto en mora al club y le haya dado un plazo de 15 días para cumplir con el pago.

Ahora bien, en caso de que los acuerdos/convenios colectivos negociados entre los clubes y empleados en el ámbito nacional difieran de los principios estipulados en el RETJ, aquéllos prevalecerán sobre el Reglamento.

— Enmienda al artículo 17: Se detallan los criterios que deberán tenerse en cuenta a la hora de determinar la indemnización debida al jugador en caso de ruptura sin causa justificada por parte del club (sorprendentemente no se han regulado los criterios en caso de que sea el jugador el que rescinda el contrato).

Así, como regla general ésta será equivalente al valor residual del contrato que haya sido rescindido prematuramente. Ahora bien, si antes de obtener la decisión de los órganos decisorios de FIFA el jugador ha suscrito un nuevo contrato con un tercer club, el valor de dicho contrato se deducirá a la indemnización.

Asimismo, en caso de que la terminación se deba a una deuda salarial, se añadirá a la indemnización reducida una cantidad de entre 3 y 6 meses de salario, pero que nunca se podrá superar el total del contrato pendiente.

Al igual que en el artículo 14bis, lo reglado en los convenios colectivos prevalecerán sobre lo establecido en el RETJ.

— Enmienda al artículo 18: Las cláusulas contractuales que concedan al club un plazo adicional para pagar las cantidades vencidas en los contratos (los “periodos de gracia”) ya no serán válidas, salvo que los acuerdos colectivos de ámbito nacional establezcan otra cosa, en cuyo caso prevalecerán sobre el RETJ.

— Nuevo artículo 24bis – Ejecución de decisiones monetarias: A partir del próximo 1 de junio, cuando los órganos decisorios de la FIFA ordenen a una parte (jugador o club) que efectúe el pago de una deuda, también deberán disponer sobre las consecuencias del impago.

Para los clubes la sanción consistirá en la prohibición de inscribir nuevos jugadores (hasta un máximo de tres periodos completos y consecutivos) y para los jugadores la restricción de disputar partidos oficiales (hasta un máximo de seis meses). Dichas sanciones se levantarán una vez se abonen todas las cantidades debidas.

Puedes acceder al texto de la Circular nº 1625 aquí.

Despacho de abogados en Palma de Mallorca

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR