Mar 22, 2018

COCHES ELÉCTRICOS Y COMUNIDADES DE PROPIETARIOS

Hace un mes el Gobierno de las Islas Baleares anunció que pretendía aprobar una ley que, entre otras medidas, iba a prohibir la entrada de coches diésel en el archipiélago a partir del año 2.025 y de gasolina a partir de 2.035.

Por su parte, Toyota anunció recientemente que a finales de este año dejará de comercializar vehículos con motores diesel en Europa.

Estas noticias no hacen sino aumentar la demanda de coches que sean menos contaminantes, destacando especialmente entre ellos los vehículos eléctricos. Una de las dudas que tienen los interesados en este tipo de vehículos es saber dónde podrán recargarlos, dado que, a día de hoy, existen en la vía pública un número muy bajo de puntos de recarga. Por ello, es normal que se planteen si podrán recargarlo en su plaza de aparcamiento y, en ese caso, qué trámites se deberán seguir para poder instalar un punto de recarga.

Estas preguntas vienen sucintamente resueltas en el vigente artículo 17.5 de la Ley de Propiedad Horizontal, del que podemos destacar:

  • Permite que un interesado en instalar un punto de recarga en su plaza de aparcamiento pueda hacerlo, exigiéndose como requisito, únicamente, que comunique su intención a la comunidad. Así pues, es suficiente con que se dé a conocer al presidente de la comunidad la intención de instalar el punto de recarga, sin que sea necesario solicitar permiso a la junta.
  • En cuanto al coste de la instalación, la ley es muy clara al señalar que deberá correr a cargo de la persona que quiera llevarla a cabo

La electricidad para la recarga deberá ser asumida también por el propietario que se beneficie de ella, no especificándolo la ley, pero dando a entender que se deberá instalar un sistema que permita la facturación individual.

Así pues, se trata de un sistema que no depende de la autorización de la junta y cuyo coste tampoco afecta al resto de comuneros.

Ahora bien, y pensado en el largo plazo y para evitar situaciones como las que se daban antes con las antenas parabólicas, que había una en cada balcón, es aconsejable que las comunidades lleven a cabo una instalación comunitaria.

Josep Campins

Abogado

Despacho de abogados en Palma de Mallorca

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR