Oct 11, 2018

Pagar menos impuestos con el alquiler de viviendas: una opción real de ahorro fiscal

En un entorno tan cambiante como el actual, cada vez resulta más frecuente encontrarnos con personas que optan por invertir sus ahorros en la compra de viviendas para obtener una rentabilidad derivada de su alquiler. Lo que ya no resulta tan frecuente es que aquellas mismas personas que han ido acumulando viviendas a lo largo de su vida conozcan las bondades del régimen especial aplicable a entidades dedicadas al arrendamiento de vivienda (también conocido como, “REAV”).

Si bien la aplicación de este régimen especial es completamente opcional, son varios los motivos por los que pudiera interesar/convenir su aplicación. La principal ventaja de acogerse a este régimen es que permite gozar de una bonificación del 85% de la parte de la cuota íntegra que corresponda a las rentas derivadas del arrendamiento de nuestras viviendas.

Son varios los requisitos que debemos cumplir para poder acogernos al REAV, de los cuales dos son los que suelen representar los mayores escollos:

1.- En primer lugar y como regla general, debemos tener en cuenta que solo podrán acogerse a este régimen las sociedades que tengan como actividad económica “principal” (compatible, por tanto, con la realización de actividades complementarias) el arrendamiento de viviendas que hayan construido, promovido o adquirido y que se encuentren situadas en territorio español.

2.- Y en segundo lugar, para que la sociedad pueda acogerse al REAV, además de llevar una contabilidad separada para cada una de las viviendas, necesitaremos:

  • Que el número de viviendas que hemos aportado, además de estar arrendadas u ofrecidas en arrendamiento, sea en todo momento igual o superior a 8;
  • Que dichas viviendas estén arrendadas, u ofrecidas en arrendamiento, durante al menos tres años.

Si bien el ahorro fiscal que podemos conseguir mediante la aplicación de este régimen especial está fuera de toda duda, antes de decidir optar por el mismo debemos tener en cuenta que el REAV es incompatible con el régimen especial aplicable a las empresas de reducida dimensión.

Recuerde que pagar más o menos impuestos es decisión suya.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR