Sep 5, 2018

Nueva guerra FIFA-UEFA, ahora a cuenta del mercado invernal

El pasado mercado de invierno (enero 2018) supuso un récord en el gasto en fichajes por parte de los clubes de las principales cinco ligas europeas (España, Inglaterra, Francia, Italia y Alemania), que desembolsaron la astronómica suma de 980 millones de dólares, un 70% más que en el mismo periodo de 2017.

El 30% de toda esa inversión fue realizada por clubes españoles, siendo el FC Barcelona el claro animador del mercado, con la cifra de 173 millones de euros por la contratación de tan sólo dos jugadores, Coutinho y Yerry Mina.

Fruto de ese incremento desorbitado en el gasto, la FIFA se está planteando seriamente modificar las ventanas de fichajes. En palabras de su presidente, Gianni Infantino, “el mercado de invierno se ha transformado: estaba pensado para poder reparar problemas en algunas plantillas en forma de lesiones u otros contratiempos, no para rehacer el equipo como sucede, muchas veces, ahora”.

El dirigente de la FIFA dejó muy claro el pasado mes de febrero que “no me gusta ver que un jugador que hace la primera fase de una competición con un equipo y la segunda con otro. No es nostalgia, las reglas cambian, pero me gustaría recuperar los valores que han hecho grandioso al fútbol”.

Entre algunas de las medidas que se barajan para conseguir tales objetivos está la de limitar el número de altas en el mercado de invierno a cuatro, o incluso la de suprimir por completo la ventana de invierno, salvo para casos de lesiones de larga duración.

Pues bien, en una muestra más de la poca sintonía que existe entre los dos máximos organismos del fútbol mundial, la UEFA ha aprobado recientemente la normativa que regulará sus competiciones (Champions League y Europa League) durante las próximas tres temporadas, la cual choca frontalmente con las aspiraciones de la FIFA.

Desde esta temporada, la UEFA permitirá que a partir de octavos los clubes puedan inscribir hasta un máximo de tres jugadores en el mercado de invierno, aunque éstos hayan disputado previamente competiciones europeas con otro equipo.

Por poner un ejemplo reciente, según esta nueva norma Coutinho sí podría haber disputado la pasada edición de la Champions League con el Barça, algo que hasta ahora estaba prohibido, ya que el jugador había disputado la fase de grupos con el Liverpool.

Así lo establecen los nuevos artículos 45.01 y 45.02 de las “Normas de la UEFA Champions League-Ciclo 2018/2021”:

— 45.01: “A partir de la ronda de dieciseisavos, un club puede registrar un máximo de tres jugadores elegibles para los restantes partidos de la competición en curso. Dicho registro deberá completarse antes del 1 de febrero de 2019 (24.00 CET) a más tardar. Este plazo no podrá extenderse”.

— 45.02: “Todo y cualquier jugador de la anterior cuota de tres podrá haber sido alineado por otro club en la fase de clasificación, play-offs o fase de grupos de la UEFA Champions League o UEFA Europa League”.

Esta modificación normativa supone un claro pulso al objetivo de la FIFA de intentar reducir la ventana de invierno a la mínima expresión, pues es evidente que con la vigente regulación de UEFA el mercado invernal adquiere mayor importancia si cabe, ya que a partir de ahora los clubes podrán reforzarse con grandes estrellas de otros equipos, sin importar que hayan disputado previamente competiciones europeas, tal y como ocurría hasta la fecha.

A nuestro juicio dos son los principales inconvenientes de esta nueva regulación: (i) por un lado, la burbuja inflacionaria de los fichajes en la que vivimos instalados desde el fichaje de Neymar por el PSG no hará sino aumentar y, (ii) por el otro, supone una clara amenaza a la integridad de las competiciones.

Que los clubes tengan la posibilidad de debilitar a un rival directo en la consecución del título con la contratación de uno de sus principales jugadores, que incluso ese mismo jugador pueda ser decisivo en una eliminatoria contra su antiguo equipo, y todo ello “en mitad del partido”, puede acabar levantando muchas ampollas.

Habrá que estar atentos en los próximos meses a cómo decide la FIFA regular los mercados invernales. Mientras tanto, preparémonos para un nuevo mercado de fichajes histórico.

Toni Roca
Abogado

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR