Oct 18, 2018

El banco deberá pagar el Impuesto de AJD vinculado al Préstamo Hipotecario

Hasta el día de ayer, la jurisprudencia del Tribunal Supremo venía estableciendo el criterio de que en los préstamos hipotecarios el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados debía correr a cargo del prestatario porque, para la Agencia Tributaria, el prestatario era el sujeto pasivo y, por consiguiente, era a éste a quién correspondía el abono de dicho impuesto.

Pues bien, en fecha 16 de octubre y que ha sido publicada hoy (de manera excepcional puesto que el Alto Tribunal pocas veces acostumbra a ello), la Sala de lo Contencioso-Administrativo ha corregido su anterior criterio y ha llegado a esta nueva conclusión dictando una sentencia en la que realiza un giro de 180 grados en la jurisprudencia relativa al pago de este impuesto en la solicitud de préstamos hipotecarios, lo que supone un nuevo y duro revés para los bancos españoles.

La fundamentación de este cambio de criterio se basa en que el Tribunal ha entendido que el único interesado en que la escritura de préstamo hipotecario sea inscrita en el Registro de la propiedad es la entidad financiera, en concreto, por las ventajas que eso conlleva para el banco a la hora de lograr recuperar la cantidad prestada en caso de impago del préstamo por parte del prestatario. Así pues, los magistrados con esta sentencia declaran ilegal el artículo 68.2 del Reglamento que regula dicho impuesto, que establecía todo lo contrario y determinaba que era el cliente quién debía hacerse cargo del pago del impuesto por ostentar la condición de sujeto pasivo.

Ahora nos encontramos ante la gran pregunta: ¿podré reclamar el impuesto que pagué en su día al banco? La respuesta es sí.

Lo que no está tan claro, dado que dicha sentencia requiere un estudio minucioso que no hemos podido realizar teniendo en cuenta el breve espacio de tiempo transcurrido desde su publicación y que habrá que ver las interpretaciones que pueden hacerse de la misma, es si se podrá reclamar a la entidad financiera el pago del impuesto de todos los préstamos hipotecarios o sólo de los préstamos hipotecarios suscritos con posterioridad al año 2014, ya que con anterioridad al año 2014 la obligación del pago del impuesto ha prescrito.

Nos hallamos ante una muy buena noticia para los consumidores que, una vez más, le han ganado la batalla a las entidades financieras y que con la reclamación de dicho impuesto al banco conseguirán recuperar el dinero pagado en su momento con la suscripción de los préstamos anteriores a esta sentencia, o bien verán reducidos los gastos que conlleva la formalización de un préstamo hipotecario en los préstamos futuros.

Es sin duda momento de actuar con el debido asesoramiento para recuperar el dinero injustamente pagado en su día.

Marina Terrasa

Abogada

Foto: reticare.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR